Rentabilidad

Preguntas frecuentesSobre la rentabilidad

¿Qué consideraciones hacen sobre la rentabilidad?

Nuestro Termómetro del rentista responde perfectamente a esta pregunta. Toda inversión financiera se realiza con un fin específico: obtener una rentabilidad.

Algunos inversores simplemente esperan no perder el poder adquisitivo de su dinero. Otras esperan conseguir algo más. Hay inversores que buscan la mejor rentabilidad en cada momento y son muy activos moviendo sus ahorros. Otros guardan sus ahorros bajo el colchón. Todo depende de sus circunstancias personales y estilo. Quizás sea interesante ahondar en el concepto de perfil de nuestro inversor.

¿Tienen una forma o método de evaluar la rentabilidad?

R-Hay varias formas de medir la rentabilidad, pero la mas extendida y en cierta manera estandarizada por la banca, es la TAE o tasa anual equivalente. Esta métrica, como todas, es discutible pero tiene la ventaja de ser un buen elemento de comparación entre inversiones alternativas. Y es la que usamos.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es la fiscalidad aplicable a las rentas de cualquier inversión o negocio. Los impuestos a las rentas del capital y a las plusvalías en operaciones de compra y venta no son iguales para todos los productos ni operaciones.

Incluso productos muy parecidos pueden gozar o no de beneficios fiscales, con lo que teniendo una rentabilidad TAE% iguales, en términos netos (después de impuestos) una puede ser mejor que otra. Por eso algunas entidades manejan el concepto de Rentabilidad financiero-fiscal equivalente. Nosotros no utilizamos este concepto.

Vivirdelasrentas.com recomienda establecer una puntuación o score para la rentabilidad de diferentes productos, de la misma forma que es útil manejar una puntuación para los otros dos pilares de toda inversión (seguridad y liquidez).

Los productos “derivados”, que los bancos han puesto actualmente tan de moda, combinando la rentabilidad de un depósito fijo con la evolución de las acciones de uno o varios valores en Bolsa, o de determinados índices bursátiles, son la mejor manera de ofrecer una rentabilidad aparentemente atractiva, pero muy difícil de evaluar, por la cantidad de condiciones de la letra pequeña asociada y de las variables puestas en juego.

En cambio, hacen las delicias de muchos analistas, porque dan la oportunidad de establecer complejos escenarios de hipótesis. En suma, no vemos forma de comparar con precisión dos productos de esta naturaleza entre sí. Y eso es exactamente lo que buscan los emisores de los mismos. Evitar la comparación y dejar que sean elementos diferentes a los puros números los que dominen una decisión. No es la forma en que operamos nosotros.

Aparte del importe principal, ¿puede hablarse de seguridad de los rendimientos?

Efectivamente. En las operaciones debemos analizar por separado la seguridad de recuperar el principal y la de obtener una determinada rentabilidad con la misma. Es importante poder centrar una banda de rentabilidades mejor-peor caso en este tipo de productos que no ofrecen una rentabilidad fija. Nuestra tabla “Termómetro del Rentista” es la referencia sobre la que nos basamos para seleccionar nuestras inversiones. Solamente trabajamos en el área de rentabilidades en la zona “verde”.

Criterios de selección

¿Cómo se balancean los criterios de seguridad, liquidez y rentabilidad en la inversiones que Uds. analizan?

La forma de ponderar estos tres pilares resulta ser algo personal y  fundamento del perfil inversor de cada persona o de cada empresa. Nosotros tenemos foco en la rentabilidad, sobre la base de contar con una alta garantía en todas las operaciones.